sábado, 5 de marzo de 2011

Un animal más en cuanto se tiene poder

Hoy he vivido una de esas situaciones en las que se olvida por completo nuestra racionalidad, yo la defiendo por encima de todo pero seria vivir en un mundo de rosa si pensáramos que en este mundo con la racionalidad se soluciona todo y esto no debería ocurrir, que si tienes unos brazos de culturista seas respetado y sino seas pateado en el culo.

Aquí os dejo mi historia:
Tenía comida familiar con un tío que no suelo ver, pero me habían pedido que por favor fuera a entrenar a un equipo, ya que su entrenador oficial no podía asistir al partido, así que yo accedí.
Un amigo mio y yo íbamos dispuestos a debutar como entrenadores de un cierto nivel, una vez en la pista apereció el arbitro (con él que he tenido enfrentamientos, por quejarme de sus alardes de chulería), entonces se dirige hacia mí y me dice que le enseñe mi carnet de delegado o que me vaya a la grada (vivo en un pueblo, al arbitro en cuestión lo conozco de siempre y he compartido equipo con él) sabía que no poseía ese carnet y que estaba ahí por una simple sustitución, así que en pleno calentón cojo la moto y me voy a dar una vuelta con el propósito de que me diera el aire y me relajara, cuando vuelvo en la pista estaba no una sino dos personas al lado del banquillo de "mi" equipo, por supuesto ninguna de las dos personas poseían el carnet de delegado y han permanecido ahí todo el partido ¿por qué? porque uno es en cierta medida su jefe y el otro si le echaba le partía la cara.

Hemingway dijo una vez: "El mundo es un buen lugar y hay que luchar por él", solo estoy de acuerdo en lo segundo, esta situación en si es una tontería y no he escrito todo esto para quejarme de que se me han reído en la cara, sino porque yo defiendo que a nivel global y a nivel individual se viven situaciones muy similares.

Se sabe que países omiten la declaración universal de los derechos humanos, pero no se les dice nada porque pueden "partirles la cara".
Se sabe que países están industrialmente menos desarrollados y tienen una situación social más difícil, en vez de comprender la situación y ayudarles "se les manda a la grada del pabellón" a esperar porque total... ¿Que pueden hacer?


Ley de la selva: El más fuerte gana
Pese a las extraordinarias capacidades que podríamos desarrollar, con el poder nos comportamos como un animal más.

jueves, 3 de marzo de 2011

Empezando, por el principio que no es otro que yo mismo

Tenia pensado empezar duro, hablando sobre algún tema, pero me he dado cuenta que lo primero que se debería hacer es presentarme.
A ver si puedo, porque lo considero bastante complicado... Hablar de ti sin que suene demasiado bien ni mal sino, ¿normal?, me están entrando ganas de hablar sobre la teórica normalidad o lo que entendemos por normalidad... pero he prometido presentarme.

Soy un joven, interesado en todo en especial me gusta hablar sobre el comportamiento o sobre como yo haría las cosas si tuviera poder, si no solo fuera un mosquito en el mundo o simplemente hablar de los temas de la actualidad. Son temas  complejos, pero ya me perdonareis por el enfoque que le daré, ya que no tengo los conocimientos para poderle dar un toque sesudo y estricto, sera más de ir por casa aunque no por ello más "malo".

He estudiado recientemente que antes de exponer las ideas propias es conveniente expresar el enfoque personal que tenemos cada uno, de esta manera se puede descontar del resultado final y ser más objetivo.

Así que eso voy a intentar hacer:
Mi ideología es bastante básica la verdad, pero a mi me funciona y estoy orgulloso de ella. Lo primero y más importante que considero, no solo para mi sino algo que debería sentir todo el mundo, es que me tengo en alta estima, si muchos dirán: "bah el típico niñato chulo", pero saber valorarse y ser un chulo creo que son aspectos totalmente diferentes. Otra cosa que tengo clara es la igualdad, me repatea ver a gente que se crea mejor que otra solo por tener más dinero, mejor coche, casa más grande o... bueno esto es bastante gracioso, tan solo por tener una teórica mejor raza que el prójimo -no, puedo evitar reírme de tal ignorancia-. Ah y un punto muy importante, cualquier extremo es malo, creo que es una de las mejores enseñanzas de la vida, ya que da igual el color que todo llevado al extremo es absurdo -Reductio ad absurdum, ya lo decía Aristóteles-.

Soy un aficionado al cine, a la música, a los libros y al baloncesto, así que no descarto tratar algún tema de estos alguna vez.
Bueno, poco más que añadir, creo que para ser mi primera entrada en un blog, podría ser bastante peor... pero es que en una presentación, tampoco podía expresarme demasiado aun así me ha salido una entrada más larga de lo que me pensaba.