jueves, 22 de marzo de 2012

Se vende


Ese hombre sale a trabajar,
el otro acaba de entrar,
no tiene tiempo para descansar,
ni para un poco disfrutar.
la vida se esfuma 
entre minutos y horas,
horas vacías de minutos.


En la fábrica horas de trabajo,
repetidos movimientos,
cerrados en una constante,
pensar como seguir adelante,
se acerca fin de mes,
la luz, el agua, el teléfono,
la hipoteca y la alimentación,
termina el día, llorando
llorando por desolación.


Padre soltero, luchando solo,
con un sueldo miserable,
con su hijo sale a pasear,
por lo que ellos llaman ciudad,
ciudad fantasma,
de hombres con cadenas
que sin ser conscientes, arrastran.

Ojean periódicos, tirados,
leen corrupción y cohecho,
recortes y paro,
por todos los lados.

Sociedad de aborregados
por ladrones gobernados,
hacen negocio con la crisis,
roban nuestro dinero,
nos privan de lo público,
sanidad y educación,
son derechos, no gastos.

2 comentarios:

  1. Es la cruda realidad, el dia a dia de cualquier persona que malvive en este país.
    He encontrado tu blog por casualidad y veo que eres novel como yo, desde ahora cuentas con mi apoyo, me gusta lo que escribes, lo cotidiano es una fuente inagotable de temas.
    Te dejo enlace del mío por si quieres echar un vistazo, un saludhttp://gofioconmiel.blogspot.com.es/o desde Tenerife.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! lo cotidiano y esta sociedad, tiene temas para estar todo el día hablando sobre ello.
      Un saludo

      Eliminar