miércoles, 28 de mayo de 2014

Vita brevis

Pasa el tiempo
agitado por el viento.
Las agujas del minutero
abandonaron su tic tac,
ahora se difuminan,
a lo largo de la ciudad.

Se convirtieron en humo
diluyendose a través del mundo.
No encuentran ningún muro
que detengan su rumbo,
silenciosas y distantes
avanzan constantes.

Detente, para, mira,
las calles se quedaron sin vida.
Piensa y reflexiona,
¿luchas o abandonas?






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada